Seleccionar página

La fotografía del spot «Nunca dejes de buscar»

por | Jul 30, 2019 | Análisis, Fotografía Cinematográfica, Técnico

La fotografía del spot «Nunca dejes de buscar»

por | Jul 30, 2019 | Análisis, Fotografía Cinematográfica, Técnico

Pocos son los spots que captan mi atención en cuanto a la fotografía se refiere. Últimamente, los anuncios de cerveza están como compitiendo por ver quien consigue el «look» más molón. Y algunas no lo hacen mal, e incluso usan y abusan del LUT «orange and teal» para sumar algún punto más. Así que aprovecho este post para analizar la fotografía del spot que más me gusta.
 
El caso es que realmente, el que más me atrae, de los actuales, es uno del creativo Oriol Villar para Bankinter, cuyo título es «Nunca dejes de buscar«. Evidentemente no voy a valorar el spot desde otro punto de vista que no sea el visual. He buscado información para saber acerca de la productora y del equipo técnico y humano, pero no he encontrado nada al respecto. 

Spot de Bankinter

Para empezar, lo que más llama la atención es el formato cinemascope ó 2.39:1, y eso les ha llevado a usar un juego de lentes anamórficas. Y ese es uno de los dos detalles principales que me atrapan visualemente de este trabajo. El otro detalle es como han rodado parte del anuncio en un exterior «noche» con apenas luz y sin embargo esa es la mágia de la secuencia

Formato cinemascope y lentes anamórficas

 Lamentablemente, como decía, no he encontrado información acerca del equipo que han usado para rodar el anuncio. Así que no diré marcas de equipos pero si analizaré lo que veo como espectador y un poco entendido en fotografía cinematográfica.
 
Lo primero es el formato elegido, cinematográfico puro. Cinemascope, o también técnicamente conocido por su relacion 2.39:1. Eso tiene un lado muy bueno, pero si vas mal de presupuesto, puede tener un lado no tan bueno.
 
La parte buena es que el formato 2.39:1 es muy cinematográfico y eso hace que el «look» sea mas atractivo. Pero la parte no tan buena es que para hacerlo bien, hay que usar lentes anamóficas. Y las lentes anamórficas escasean más y tienen un coste superior a las esféricas.
 
Si no tenemos presupuesto para lentes anamórficas, tendremos que rodar el anuncio en un sensor de 35mm (full frame) pero sacrificando parte del sensor, parte de la imagen. Es decir, que rodaremos a formato completo y luego pondremos barras negras arriba y abajo para simular el cinemascope. Pero estamos perdiendo información de la imagen.
 

Las lentes anamórficas comprimen la imagen panorámica en un sensor de 35mm

 

Si optamos por catchear (o cropear) la imagen en cámara, es decir, rodando nativamente en un formato parecido al cinemascope, la cámara igualmente desechará parte de la información que llega al sensor para que tengamos el cinemascope.
 
La solución perfecta e ideal es usar lentes anamórficas. Estas lentes lo que hacen, resumiendo, es comprimir la imagen panorámica y meterla dentro del sensor de 35mm. Un poco el efecto sería como hace un acordeón.
 
Es decir, las lentes son panorámicas, directamente captan imágenes muy amplias en su sentido horizontal. Es como que captan la imagen ya en cinemascope. Pero las cámaras tienen sensor 35mm (con formato 16:9 ó 2:3, en fin; el sensor es casi un cuadrado) así que hay encajar una imágen panorámica en un sensor casi-cuadrado. Ahí es cuando las lentes anamórficas hacen el efecto «acordeón» y aprientan esa imágen cinemoscope y la hacen ser un cuadrado prácticamente.
 
Obviamente se encaja toda la imagen sin usar barras y sin perder información, toda la imagen panorámica se encaja en el sensor. Luego no existen las barras, la imagen es panorámica nativamente.
 
Y eso se hace a nivel óptico, las lentes por su diseño, comprimen la imagen hasta hacerla del tamaño full-frame de 35mm. El sensor capta esa imagen distorsionadacomprimida, y la graba. Luego hay que hacer el proceso contrario, que es de esa imagen distorsionada-comprimida con un formato 16:9 ó 3:2, estirarladescomprimirla para que tenga su aspecto original; cinemascope.
El efecto Bokeh

Lentes anamórficas

Y para finalizar con las lentes anamórficas, decir que una de las particularidades que les caracteriza y les da mayor personalidad es el «bokeh» que suelen conseguir. Un bokeh alargado, fruto de la compresion de «encajar» una imagen amplia y muy rectangular, en un cuadrado. El efecto «acordeon«. Pero ese detalle, lejos de ser feo, hace del bokeh un efecto más atractivo e interesante.
El efecto Bokeh

Efecto «bokeh» en lentes anamórficas

Rodando la noche, noche.

Volviendo al spot de Bankinter destaco la secuencia NOCHE – EXTERIOR en la que las dos hermanas conversan. La secuencia está rodada en una terraza, entiendo que de Barcelona, en la que usan la luz natural del momento. Hay un para de luces de de apoyo pero que son casi anecdóticas en cuanto a presencia. Por lo demás está rodado en el filo de la noche, en la hora mágica, donde no hay luz del sol y la única luz natural que queda es la luz azul del cielo que va mermando a gran velocidad. Aunque es una hora mágica de verdad por la luz que queda y por la saturación del cielo azul, es por otro lado una hora peligrosa ya que se esfuma con rapidez. De hecho, si nos fijamos en esta secuencia del spot, vemos como empieza la secuencia con un nivel de luz y termina con mucho menos nivel de luz (luz natural se refiere).

El efecto Bokeh

En mi opinión esta es la mejor imagen del spot, reúne los dos detalles que más me atraen.

En cuanto a la iluminación destacar el uso de luces cálidas como iluminación general y las luces frias para destacar momentos. Todo ello «encubierto» por el evento que supone una boda. La iluminación del local es cálida, anaranjada, lo cual hace que sea agradable, acogerdor. Nos evoca un lugar en el que apetece estar como es una boda.
Pero a la hora de destacar momentos con la iluminación, se usan (en el spot) las luces de «espectáculo» para resaltar esos momentos. Esas luces de espectáculo como son un cañon de seguimiento o un par de cabezas móviles (luces robotizadas) son luces frias, azules. Y ahí es donde se obtiene el contraste en lo que al evento de la boda se refiere.
 

Luces cálidas y frías para generar contraste

 
A lo largo del spot vemos como esa luz «azulada» destaca momentos como el de lanzar el ramo de novia, cuando el novio toca la guitarra o cuando ella es «llamada» para ir a cantar con su marido en la parte final del spot.
En definitiva el tratamiento del color está basado en el contraste fuerte, ya que se usa el tono cálido para el ambiente general, y su contrario, el tono frío para destacar momentos.
De la misma manera que en la escena exterior-noche, las luces de ciudad tienen un tratamiento que lleva a esa secuencia a ser en tono «frio», lo cual contrasta con el interior de la fiesta donde es cálido en general.
El efecto Bokeh

Tonos cálidos usados en el interior del evento

Es un spot que me gusta mucho. Tiene una fotografía cuidada y eso se nota. También entiendo que han tenido presupuesto para ello y que todo el equipo ha apostado por darle la importancia que tiene al aspecto visual. Digo esto porque algunas veces, parece que de un trabajo audiovisual, lo menos importante, es la parte audiovisual. Curioso.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *