Seleccionar página

Fotografías y retratos con iluminación dramática

por | Jul 1, 2019 | Análisis, Didáctico, Fotografía, Técnico, Tutorial

Fotografías y retratos con iluminación dramática

por | Jul 1, 2019 | Análisis, Didáctico, Fotografía, Técnico, Tutorial

Recientemente he realizado un par sesiones de fotografía;  una de retrato pictórico y otra de temática ‘boudoir’. Las fotografías son de estudio, donde he controlado la iluminación al 100%. Lo peculiar de estas sesiones es que ambas están realizadas usando dos tipos de iluminación diferentes.

Una está realizada típicamente con luz de flash de estudio (para la sesión de retrato pictórico) y la otra con luz contínua (para la sesión de ‘boudoir’) como si fuera igual que un rodaje para publicidad o cine.

Ambas sesiones tienen en común la cámara (Canon 7D MII), a mí como fotógrafo y un tratamiento de revelado (ajustes de iluminación y de color) de post-producción donde he usado LightRoom y puntualmente Photoshop.

Sesión de fotografía ‘Boudoir’

Lo peculiar de esta sesión ‘boudoir’ es que usé iluminación continua, donde las fuentes de luz están siempre encendidas y dando el nivel de luz que hayamos ajustado. Así que la configuración de la cámara es la que requiere mayor atención. ¿Porqué? Pues porque la iluminación que usé, realmente no aportaba un nivel de luz tan importante como lo hacen las unidades de flash de, por ejemplo, 400W. Y eso implica tener que forzar a la cámara a recoger y aporvechar toda esa luz.

En esta ocasión use pantallas de 4 tubos fluorescentes de 75W cada uno. Y aunque la potencia es casi la misma (300W de una pantalla de 4 tubos frente a 400W de una sola unidad de flash) el rendimiento lumínico de un flash (con lámpara xenon) es muy superior al de los tubos fluorescentes.

Así pues tenemos menos nivel de luz en la escena y necesitamos que entre mas luz en la cámara, eso obliga a usar una velocidad de obturación mas baja (para no tocar el valor del ISO ni el diafragma). Sacrificamos la velocidad de obturación ya que el valor ISO no conviene tocarlo para no generar ruido. Y el diafragma es importante que sea fijado según nuestro criterio como fotógrafos. Así que -en condiciones noramles- lo que podemos sacrificar con más ligereza es la velocidad de obturación.

El uso del trípode o soporte similar se hace necesario en este tipo de configuraciones de velocidades de obturación lentas, ya que la trepidación (desenfoque general de la foto producido al mover la cámara mientras se dispara) puede estar muy presente.

Aún así, si no se quiere usar trípode (por que el tipo de sesión no lo permite) se puede fijar una velocidad de obturación típica de fotografía con luz de estudio (1/100 – 1/200) y aumentar la sensibilidad (ISO) tanto como sea necesario. El que salga bien la sesión con este tipo de decisiones dependerá en gran medida de la cámara (de la calidad) y del resultado que deseemos. Ya que el grano (ruido) que generará un cierto nive de ISO puede que estéticamente sea interesante o incluso sea deseado.

Volviendo a la sesión, está realizada con dos pantallas de tubos fluorescentes (tipo Kinoflo) de 300W cada una y con rejilla polarizadora. Y la cámara usada es una Canon 7D MII.

Se puede ver la sesión completa en mi perfil de Flickr. Haz click aquí

El efecto Bokeh

Modelo: Ese Ruíz

El efecto Bokeh

Modelo: Ese Ruíz

Sesión de retrato pictórico

Esta sesión de reatrato pictórico con iluminación dramática tiene un concepto diferente a la anterior. Lo fundamental en este tipo de sesión es reproducir la imagen con un estilo que nos recuerde a los cuadros de pintores clásicos. Para ello podemos diseñar una iluminación dramática, que produzca sombras y zonas claras par ayudarnos a transmitir una idea o concepto.

En esta ocasión, realicé la sesión a 3 barberos de la barbería Los 3 Bigotes de Valencia.

Lo principal; esta sesión es una sesión de estudio «normal» donde la iluminación es de tipo ‘flash’ y donde los modelos están delante de un fondo fotográfico.

La idea es hacer un retrato, solo que al usar la luz de forma diferente a la habitual, el retrato se convierte en dramático.

Es por ell que lo peculiar de estas fotos es el tratamiento de la luz -obviamernte- y la post-producción. La luz en esta sesión está realizada con flashes Bowens de 400W con octabox de 120cm y reflectores.

El proceso de post-producción está realizado únicamente con LightRoom. Cada fotografía la he tratado por separado para darle a cada una el look y la colorimetría que deseaba.

El resultado final se puede ver en mi perfil de Flickr haciendo click aquí

El efecto Bokeh
El efecto Bokeh

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *