Logo Porfilio Fotografía de Autor

Entrevista a Ana Ramón Rubio

por | May 19, 2020 | Director De Cine, Entrevista

Ana Ramón Rubio, guionista y directora de ficción —o cómo ella misma se define— contadora de historias. Es creadora de muchos e interesantes trabajos audiovisuales; especialmente destaco series como «Todos queríamos matar al presidente», «La Vall», la galardonada webserie «Sin vida propia«, el cortometraje «El Camerino» o el largometraje documental «Almost Ghosts» en el que recorre la famosa Ruta 66 en los Estados Unidos mostrando aquellas localidades abandonadas o prácticamente abandonadas.

 

Ana tiene un currículum muy interesante y sus trabajos presumen de premios y nominaciones tanto nacionales como internacionales. Podemos destacar el premio al Mejor documental de 2019 en el 28º Arizona International Film Festival por ‘Almost Ghosts’ o el premio a la Mejor Dirección por la webserie «Sin vida propia» en Rome Web Awards 2015. Son solo dos ejemplos, en su página web (lo puedes encontrar al final del post en ‘Enlaces de Interés’) puedes conocer todo su palmarés, que es bastante amplio.

Entrevista a Ana Ramón Rubio

Tengo que reconocer que la entrevista a Ana es realmente interesante y sofisticada en cuanto a sus respuestas. Son respuestas —como vas a comprobar— llenas de riqueza que avalan su cultura cinematográfica y televisiva. No podía ser de otra manera, claro.  Y por supuesto, no olvidar que su visión fotográfica  del cine en general y de sus trabajos en particular centra la mayor parte de la entrevista.

 

Agradezco a Ana su colaboración y participación en mi blog. La verdad es que todo ha sido muy fluido y su amabilidad para conmigo es algo que quiero destacar. Espero Ana que volvamos a hablar de cine y de fotografía muy pronto. Gracias.
­
También quiero dar mi agradecimiento a Ese Ruíz por gestionar la entrevista y hacer labores de producción para hacerla realidad. Gracias.

Te provocan una tensión imborrable

Vicente Porfilio:
 
Sin contar tus propios trabajos… ¿Qué serie y qué película te llevarías a un lugar donde no tuvieras acceso a ningún otro tipo de material audiovisual? ¿y porqué eliges esa serie y esa película?
Ana Ramón:
 

No puedo elegir sólo una película, pero trataré de elegir un único director, así que me llevaría conmigo la filmografía de Hitchcock. Da igual cuándo veas sus películas, siempre te provocan una tensión imborrable. Además son películas que crecen con cada revisionado. Te diré también que si estuviéramos en el año 2040 y su filmografía fuera más extensa, probablemente te habría dicho que me llevaría conmigo la filmografía de Sofia Coppola.

Y en la ficción seriada me llevaría Breaking Bad, creo que es la serie más completa que se ha hecho hasta ahora. Walter White es uno de los mejores antihéroes que se ha construido en la ficción, mucho menos carismático quizás que Tony Soprano o que Don Draper, pero con el que uno empatiza tanto que le resulta imposible no apoyarle hasta el final mientras va destrozando todo lo que toca a su alrededor. Y visualmente, es una obra perfecta. En absolutamente todos los planos la luz y la composición siempre están al servicio de los sentimientos de los protagonistas y nunca al revés. Y los paisajes de Nuevo México, los colores, los contrastes. Es un auténtico máster en Dirección de Fotografía.

Fuente: Netflix

“La estética depende muchísimo del proyecto

Vicente Porfilio:
 
¿Podríamos decir que tu forma de realizar está inspirada o influenciada por algún director o directora de cine/teatro/televisión ? ¿Quién es? ¿Y qué es lo que más te atrae de su forma de realizar?

Ana Ramón:
 
No creo que mi forma de realizar esté inspirada por alguien en particular porque la estética depende muchísimo del proyecto en cuestión y en ese sentido mi trabajo ha sido muy variado, empezando por el plano narrativo y por tanto, también a nivel visual.
 ­

Intento aprender de los cineastas a los que admiro y como para mí la parte más importante de una historia son los personajes, me suelo identificar más con los directores que centran todo el potencial visual de la escena en remarcar el sentimiento que ese personaje quiere transmitir en ese momento puntual. Ahí por ejemplo creo que la contención de Sofia Coppola es uno de los mejores ejemplos y aunque tengan estilos muy distintos, es un talento especial que comparte con su padre. Ambos tienen una forma de acoplar la estética de cada plano al discurso del personaje que es realmente inspirador.

Admiro mucho también el cine clásico, donde el concepto de director-autor no estaba tan presente como ahora (Sin ir más lejos, una de mis películas favoritas está dirigida por tres directores distintos: ‘Lo que el viento se llevó‘) y del mismo modo admiro muchísimo a Spielberg; a Jim Jarmush, a Haneke… Cineastas cuyos estilos no tienen nada que ver los unos con los otros.

Fuente: Cultura Colectiva

“Tiger King

Vicente Porfilio:
 
Por tu estilo a la hora de interpretar un guión y de llevarlo a imágenes ¿De qué serie actual (o reciente) te gustaría dirigir un capítulo?. Es decir, en que serie encaja más (o a la perfección) tu estilo cómo directora.

Ana Ramón:
 

Me encantaría dirigir una temporada entera de “Tiger King”, haha.

 

Fuente: Fotogramas

Hay tres series españolas entre las diez más vistas de todo el mundo

Vicente Porfilio:
­

Aunque gracias al cine digital cada vez se parecen más ambos medios, es cierto que hay notables diferencias —a nivel visual— entre las películas de cine y las películas o las series creadas para televisión. ¿Es el cine o es la televisión el medio que más te influye (o motiva) visualmente para tener nuevas ideas?


Ana Ramón:
­

Es cierto que ahora hay unas series con una calidad brutal, pero probablemente por una cuestión de antigüedad, siempre han sido las películas las que más me han motivado visualmente. Básicamente, porque hasta hace muy pocos años años las series de ficción no tenían el cuidado por los detalles ni los tiempos de producción que tienen ahora.

­

El cine siempre ha tenido una atmósfera distinta, una magia que te atrapaba visualmente que las series no tenían, pero era una cuestión de tiempo; no es lo mismo tener que rodar una temporada de 13 episodios de 50 minutos, que una película de dos horas.

­

Y mención aparte para el caso de los tiempos de producción en la televisión española, que ahora está cambiando, pero hasta hace muy pocos años se tenían que rodar 20 episodios de 90 minutos de duración para una temporada, con la correspondiente pérdida narrativa y estética que ello conllevaba, en tiempos de producción que además eran ridículos.

 ­

Ahora las cosas están cambiando aquí, porque la industria española tenía que empezar a competir con la internacional para acceder a las plataformas y ahora podemos decir con orgullo que hay tres series españolas entre las diez más vistas de todo el mundo.

­

Con ese incremento de los presupuestos y la calidad, cineastas que hace diez años nunca habrían hecho tele están dirigiendo series de ficción, así que, probablemente de aquí 20 años tengamos el mismo número de referencias inspiradoras en el cine que en las series de televisión. David Fincher, Martin Scorsese, Steven Soderbergh… ¡Hasta Haneke estrenará una serie el año que viene!

Fuente: thedailytelevision.com

Ahí está también la parte divertida de esta profesión

Vicente Porfilio:
 ­
­

¿Cuánta parte de tu visión fotográfica queda realmente en tus proyectos? ¿O cedes la parte visual al resto de tus colaboradores (arte, fotografía, vestuario…)?


Ana Ramón:
 
­

El audiovisual es siempre un trabajo muy colaborativo y si tú eliges un director de departamento es porque crees que vais a poder crear una visión común y compartida de todos los aspectos visuales que compondrán después la obra. A partir de ahí, dependiendo del proyecto, la visión fotográfica se puede marcar más o menos desde dirección.

­

‘Almost Ghosts’, por ejemplo, fue un proyecto muy personal. Es una película rodada en los pueblos despoblados de la Ruta 66 de los Estados Unidos para la que no contábamos con financiación pública, así que, la decisión de cómo hacerla era enteramente nuestra. En un proyecto como ese, en el que yo era responsable de la dirección, el guión y el montaje, puedes marcar completamente la línea visual y narrativa, y fue lo que ocurrió. En él, yo tenía muy claro desde el principio que lo que quería era recrearme en los parajes abandonados, con planos estáticos, jugando siempre con la composición, aprovechando la iluminación natural tan contrastada que nos ofrecen los espacios muertos y olvidados, y buscando los detalles de lo que una vez estuvo ahí. La estética estuvo muy marcada desde el principio y los Directores de Fotografía (Carlos López y Celia Riera) compartían la misma visión que yo sobre cómo debíamos contar esta historia, así que tampoco fue nada “impuesto”.

­

Justo un mes después de grabar ‘Almost Ghosts’ iniciábamos el rodaje de ‘La Vall’, que era la primera serie de ficción de la nueva televisión autonómica valenciana, y el proceso era completamente distinto. Había un equipo de guionistas coordinados por David Casany, después, éramos dos directores, (yo me encargaba de los exteriores y Pau Martínez de los interiores) y cuando yo me incorporé al proyecto la línea estética ya estaba muy marcada, así que, Pau y yo lo que teníamos que hacer era ponernos de acuerdo para convertirnos en uno y poder crear una atmósfera fluida y ensamblada tanto en interiores como en exteriores. Ahí también había dos directores de fotografía (Víctor Entrecanales y Willy Abad) y, del mismo modo que nosotros, cada uno estaba en un set (interiores y exteriores), así que, lo mismo sucedió con la fotografía, el arte, el vestuario… Es una forma de trabajar que es mucho menos autoral y que depende mucho más de la sintonía y la comunicación entre los distintos departamentos. Cada proyecto es un mundo y ahí está también la parte divertida de esta profesión.

Fuente: rtve.es

Es una película épica

Vicente Porfilio:
 ­
­

Si tuvieras que elegir una película por su belleza fotográfica ¿Cuál sería?


Ana Ramón:
 
­

Me resulta muy difícil elegir una película solo por su fotografía y separándola completamente de su historia, pero si sólo pudiera elegir una, sería ‘Paris, Texas’. El 50% (o incluso más) de la fotografía de una película son las localizaciones que se eligen y la hora en la que se elige rodar la escena y ahí creo que Wim Wenders y Robby Müller hicieron un trabajo magistral mostrándonos los escenarios de Texas.

  

Además, ambos tienen la mirada del extranjero que observa América desde fuera y captan la esencia de una forma impresionante. Müller se caracteriza por ser un director de fotografía mucho más intuitivo que técnico y creo que precisamente eso es lo que hace que el color y la atmósfera que se crea en esa película sea tan única. En muchos exteriores parece que la iluminación sea simplemente natural, pero la hora de la luz es extraordinaria y creo que hay pocas escenas en la historia del cine que, fotográficamente, puedan tener más peso que el juego de reflejos a través del espejo del encuentro entre Nasstasja Kinski y Harry Dean Stanton. Es una película épica.

Fuente: revistaiconica.com

“Me considero una contadora de historias

Vicente Porfilio:
 ­
­

Observando tus trabajos de una manera general se aprecian claramente diferentes estilos fotográficos. Por supuesto es normal ya que cada trabajo merece una estética. Pero de todos ellos ¿Qué estilo fotográfico se identifica más contigo?

Ana Ramón:
 
­

Lo cierto es que en mi maleta hay trabajos de géneros muy diversos, desde un documental intimista sobre los supervivientes de los pueblos despoblados de la Ruta 66 de los EEUU hasta una webserie sobre la crisis existencial de un grupo de treintañeros enganchados a las nuevas tecnologías, y por ello, también se puede apreciar un estilo visual muy diferente. Si volvemos a esos dos ejemplos, “Almost Ghosts” es una película documental que desde el principio estaba pensada para emitirse en cine, con una narrativa pausada y que profundizaba en los personajes, mientras que “Sin Vida Propia” era una webserie para estrenarse en YouTube, con un ritmo muy rápido y un montaje muy dinámico. Ya de entrada, podemos imaginar que el ritmo de uno y otro será muy distinto, y por ello, también lo es el estilo visual. Para ‘Sin Vida Propia’ queríamos que la cámara estuviera en continuo movimiento, dando una sensación estética de mockumentary al estilo de series como ‘Modern Family’ o ‘Shameless’, así que, depende mucho del proyecto. Por supuesto que visualmente disfruto mucho más con un estilo fotográfico como el de Almost Ghosts, pero no habría tenido sentido hacerlo así para ninguno de los otros proyectos que he realizado.

­

Como te comentaba antes, en ‘Almost Ghosts’ nos recreamos en los parajes abandonados, buscando ese retrato de la América que no se ve, como hacía Wim Wenders en ‘Paris, Texas’ o Percy Adlon en ‘Bagdad Cafe’. Yo quería que el estilo visual se caracterizase por el estatismo. Planos lentos, sin movimiento o con un movimiento muy suave… Por ello también elegimos ir a rodar en invierno. Queríamos unos cielos y una luz que nos ayudase a resaltar el sentimiento de soledad de los protagonistas, el abandono y la decadencia de todos esos lugares deshabitados. Al final, todo influye en el resultado final y son muchas cosas las que acaban marcando el estilo visual de una película.

­

Yo, más que una cineasta o una realizadora, me considero una contadora de historias, y por ello, siempre pienso que es el guión el que marcará la estética del mismo y no al revés. Sin embargo, admiro a muchos cineastas que tiene un estilo visual tan presente que en el primer fotograma ya sabes quién lo firma, como Terrence Malick o Wes Anderson, pero yo siempre intento adaptar el estilo visual al narrativo, y como narrativamente han sido proyectos tan diferentes, habría sido imposible.

Fuente: eluniverso.com

Enlaces de Interés

Página Web de Ana Ramón Rubio

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más contenido relacionado