Seleccionar página

Cómo obtener la mejor imagen con una lente de cine

por | Sep 23, 2019 | Cine, Didáctico, Fotografía, Fotografía Cinematográfica, Lentes y ópticas, Técnico, Tutorial

Cómo obtener la mejor imagen con una lente de cine

por | Sep 23, 2019 | Cine, Didáctico, Fotografía, Fotografía Cinematográfica, Lentes y ópticas, Técnico, Tutorial

Si elegir bien la cámara es importante en una producción cinematográfica, no menos importante es el elegir bien las lentes. Eso significa, que tanto la cámara como las lentes han de encajar a la perfección entre ellas para darnos el «look» (aspecto) que queremos imprimirle al proyecto. Una lente de cine (y también de fotografía) puede darnos mayor calidad de imagen si sabemos sus particularidades.
 
En este post me voy a centrar en las lentes, y no en la cámara, y en cómo obtener el mayor rendimiento. Cuando digo mayor rendimiento, me refiero a obtener la mejor imagen a nivel técnico. Porque lo de «mejor imagen» dependerá de lo que queramos conseguir y de la estética que busquemos.
 
Sin tener en cuenta la marca ni los materiales de fabricación, se puede generalizar que para obtener el mayor rendimiento de una lente, hemos de elegir bien el conjunto óptico. Y los pasos son: elegir la estética (el tipo y forma de bokeh y la nitidez/suavidad de la imagen principalmente), encontrar su «punto dulce» y corregir las distorsiones y abrerraciones mediante software. Desarrollo:

Una lente de cine es más que un cristal, hay que elegirla bien

Hay que decidir qué lentes queremos para el proyecto en base al look que queremos imprimirle, el presupuesto que hay de producción para lentes y por último aplicar la experiencia previa que tengamos.
 
Hay lentes que ofrecen imágenes muy nítidas, otras son más vintage o retro por la textura que nos dan y otras más suaves. Otras tienen desenfoques más o menos atractivos con formas (bokeh) debido al número y forma de cuchillas que conforman el diafragma. Algunas lentes son poco luminosas y requieren mayores niveles de iluminación, etc. Al final, hay que sopesar todas estas caracterísitcas y/o deficiencias y resolver eligiendo el conjunto óptico.
El efecto Bokeh

El punto dulce de un objetivo

Aquí es dónde lo que prima es la técnica por encima de la estética. Encontrar el punto dulce de un objetivo supone obtener de la lente la mejor calidad de imagen, mejor calidad técnica de imagen. El punto dulce es el número f (valor de diafragma) en el cual la lente ofrece la mayor nitidez en la imagen y la menor aberración y distorsión. Por ende, nos ofrece la mayor calidad. El punto dulce es un punto alejado de los extremos, es decir, que no se encuentra cerca de los valores más abiertos ni de los más cerrados de diafragma.
 
Eso significa que si buscamos calidad de imagen y nitidez, rodar con ese diafragma concreto, será lo mejor (añado que cada lente tiene su punto dulce que hay que conocer o buscar). Pero claro, eso nos plantea otra serie de problemas estéticos y puede que de producción. ¿Porqué?
 
Normalmente el punto dulce de una lente de cine se encuentra por la mitad de recorrido del anillo de diafragma. Eso significa que si por ejemplo tenemos una lente T2.8 su punto dulce se encuentra cercano al f8. Ese diafragma supone tener una considerable profundidad de campo. Y también necesitar un nivel importante de iluminaicón. Y puede pasar que no tengamos ni luz suficiente ni presupuesto para más luces. Y es más que posible también que queramos desenfocar el fondo, y con un diafragma f8; va a ser más dificil.

Inconvenientes del punto dulce

Así que ese punto dulce puede no ser aconsejable a veces. Pero si que se puede «jugar» cerca de ese punto. En el ejemplo anterior, podríamos optar por fijar un diafragma f4.0 de manera que no es un f8 pero tampoco un f2.8. Así tendríamos una imagen mas desenfocada en el fondo (depende también de la distancia focal y de la distancia de la cámara con los elementos de la escena) y necesitaríamos menos nivel de iluminación. Esta podría ser una buena solución.
 
Y si necesitaramos desenfocar aún más, podríamos añadir un filtro ND3 en la cámara y subir un stop la sensibilidad ISO. Eso siempre y cuando tengamos margen y no suponga añadir o elevar más el nivel de ruido.
 
De cualquier manera, la decisión final de qué diafragma fijar para rodar en estos casos, es una mezcla entre presupuesto, estética y experiencia. Siempre debe de primar la estética, pero la práctica nos enseña que a veces no vas a poder rodar con las lentes que quieres. Y podría sumarse que no vas a tener la cantidad de luz que soñabas por falta de presupuesto. Que esto último puede ser debido también a que se te ha ido la mano añadiendo material…
El efecto Bokeh

Correción de la distorsión y la aberración

Una vez tenemos la película rodada, ya «solo» queda el porceso de post-producción. En el caso de las lentes, lo «único» que podremos hacer es corregir las distoriones y aberraciones que la lente haya aportado a la imagen. Que como dije antes, serán inexistentes o menores si trabajamos en el punto dulce de la lente.
 
La distorsión es una deformación de la imagen debida a la forma esférica de la lente. Eso es así porque esa imagen proyectada en el sensor adquiere una forma -más o menos- esférica causada por la forma de la lente.
El efecto Bokeh
Así que solo podemos corregir ese defecto mediante software informático hecho para ello. Como cada lente es un mundo, hay fabricantes que tienen el perfil de su lente disponible para aplicarlo. Eso significa que aplicamos un «filtro» especialmente creado para corregir cierto modelo de lente. Otra forma, si no existe tal perfil, es corregirlo manualmente mediante herramientas que nos ayudan a controlar la esferificación de la imagen y su distrosión geométrica.
 
La aberración cromática es otro tipo de distrosión que aparece en las aristas más pronunciadas de la imagen. Es producida por el propio cristal de la lente ya que este no es capaz de enfocar todos los colores en el mismo punto, digamos que hay imperfecciones. Esto se traduce en contornos  con dominante magentas o verdes. Este problema también se corrige mediante software en la post-producción que añade verde si la aberración es magenta, o añade magenta si la aberración es verde. Esto es asi, porque verde y magenta son colores complemetarios, y en luz, ambos se restan si se suman. En la siguiente imágen se observa el problema de la lente a enfocar en el mismpo plano los 3 colores primarios. Depende de la calidad de la lente el que la aberración sea mayor, menor o nula. Para que esto no suceda, se añaden lentes especiales que lo corrigen en el propio objetivo. Pero no suele ser suficiente si la lente no es de mucha calidad, de ahí que sea necesario corregirlo en post-producción.
El efecto Bokeh
Aunque aquí hablamos de cine, de la lente de cine, pero también sirve para lentes y objetivos de fotografía, la diferencia entre unas lentes de cine y otras de fotografía las explico en este post que te invito a visitar.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *