Seleccionar página

Bohemian Rhapsody

por | Oct 17, 2018 | Análisis, Cine, Fotografía, Fotografía Cinematográfica

Bohemian Rhapsody

por | Oct 17, 2018 | Análisis, Cine, Fotografía, Fotografía Cinematográfica

Este post fue escrito en Octubre de 2018.

¿No has ido aún a ver la película Bohemian Rhapsody? Pues sinceramente, y según mi criterio, deberias verla ya. Y no solo deberías de verla porque te guste Queen y Freddy Mercury, sino solo por el hecho de gustarte la buena música y el cine bien hecho. Es un título más que recomendable, sinceramente. Combina una buena historia, una mejor música y una muy buena interpretación. Es una buena producción en su totalidad.

El efecto Bokeh

Rami Malek

Aunque es cierto que el film está bastante centrado en la historia personal de Freddy Mercury, no es menos cierto que cuenta -de alguna manera- la historia de Queen. Una banda de rock con toques «operísticos» nacida en los 70, y que ha llenado nuestras vidas (incluso lo hace en la actualidad) de himnos como «We are the champions», «Show must go on» o «We will rock you«.

En mi opinión, el actor que encarna a Freddy Mercury; Rami Malek lo hace realmente bien. Es un actor que (incluso al margen de valorar su interpretación) está totalmente inmerso en encarnar a Freddy Mercury en cada plano, y eso lo transmite. En ningún momento de las 2 horas y 15 minutos que dura la pelicula, Rami Malek deja de ser Freddy con todo lo que eso supone. Me atrevo a decir, que Rami, se convierte fielmente en Freddy (al menos en el Freddy que conocemos todos).

El efecto Bokeh

Fotograma de Bohemian Rhapsody

Por otro lado, el tratamiento del color (tanto en el arte como en la fotografía), en mi opinión es muy adecuado, es obviamente setentero/ochentero y está bien traído. Esto significa hacer un uso correcto de la paleta de color (saturación incluída) y acorde a la época (o épocas) en la que transcurre la acción. Otros temas fotográficos como la disposción de los elementos y actores en cada plano y el movimiento y la posición/altura de cámara pasa prácticamente desapercibida, pero es por eso mismo por lo que se denota que no está mal hecho.

El efecto Bokeh

Fotograma de Bohemian Rhapsody

El único pero que le pongo a la película, es que se nota -según mi punto de vista- que el decorado/escenario de las giras de Queen que se representan en la película, es siempre el mismo espacio. Quiero decir, que se nota que no son diferentes escenarios de diferentes ciudades y con diferentes decorados (según el año y la gira correspondiente). Se aprecia que se ha rodado todo en el mismo sitio (un sitio cerrado) y que se ha falseado y se han cambiado algunas cositas (muy pocas) para que parezcan muchos momentos. Para mí, no cuela.

El efecto Bokeh

Fotograma de Bohemian Rhapsody

Para acabar, visto que el cine (alguno) te hace sentir emociones, sin duda alguna, en esta película lo que reclamas también es que el cine (lo que es la sala) no debería de tener butacas. Al final de la película, con la fase del concierto en Wembley sobretodo, echas de menos el que la sala debería de ser un espacio libre para que los espectadores pudieramos movernos y bailar los temas de Queen. Permancer sentado, es difícil porque es como si fuera aquello un concierto real. ¡Vaya banda sonora tiene esta película!, sin duda alguna, no tiene desperdicio.

El efecto Bokeh

Fotograma de Bohemian Rhapsody

Recomiendo encarecidamente que la veáis si no la habéis visto ya. Sea como sea, es una película que cuenta una historia única y espectacular con unos protagonistas únicos e irrepetibles. Como diría Queen; Show must go on.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *