Logo Porfilio Fotografía de Autor

Análisis fotográfico de “Inside”

por | Sep 7, 2020 | Fotografía Cinematográfica, Iluminación, Review, Videojuego | 0 Comentarios

El juego

INSIDE es el único videojuego, hasta el momento, que me ha motivado a escribir un análisis fotográfico. Con solo una imágen que veámos de este videojuego de rompecabezas, ya sabemos que hay algo en él que lo hace diferente. Y no es precisamente el juego en sí. Su particularidad, al menos para un director de fotografía y fotógrafo como yo, es ese look visual tan especial y atrayente. Nos recuerda al cine, nos recuerda al HDR, huele a narrativa visual, huele a riqueza tonal, y de la buena.

INSIDE es una creación de la empresa Playdead, y no es un videojuego nuevo, en realidad nació para la consola PS4 (y otras plataformas) allá por 2016. Es una especie de continuación de otro videojuego llamado LIMBO (visualmente es la misma idea, obviamente).

El caso es que recientemente me he cruzado con este juego INSIDE y su fotografía me ha encantado bastante. Entre otras cosas porque casa muy bien con mi forma de entender cierta parte de la luz, la oscuridad y el arte de fotografiarlo. Puedes ver parte de mi trabajo al respecto de este tema haciendo click aquí.

Como este blog no va sobre videojuegos, no entraré en valorar el juego como tal, solo apuntar que se trata de un juego tipo plataformas de puzles y rompecabezas con un niño que trata de salvarse y superar “acertijos” en un mundo posapocalíptico. Muy recomendable. Yo lo uso en iOS y la jugabilidad es fantástica.

Análisis fotográfico de el videojuego Inside

Videojuego LIMBO, antecesor de INSIDE

Análisis fotográfico de el videojuego Inside

Videojuego INSIDE

Paleta de color

Como decía, en INSIDE, el jugador controla a un niño que avanza (en línea recta) por un camino y va resolviendo puzles y acertijos que van cruzándose en su camino.
Una de las cosas que más atrae de INSIDE es sin duda alguna su paleta de color. Sencilla, bastante apagada, con un solo un color narrativo; el rojo.
La verdad es que el aspecto visual es muy cinematográfico y bellísimo (en mi opinión), y eso se consigue controlando la paleta de color y dominando el rango dinámico. En este caso es un juego HDR, ya que aunque su paleta de color sea “pobre”, su rango dinámico es tan amplio que su belleza tonal y su colorimetría es impresionante.

La verdad es que la paleta de color comprende toda la gama de grises, el rojo como decía como hilo conductor, y otros colores muy muy desaturados que homogeinizan la imagen. Por ejemplo, como se aprecia en algunas capturas que acompaño a este texto, se aprecia el tono anaranjado de la luz del sol en el atardecer. También se aprecian tonos azules (cianes y turquesas) y verdes. Todos los tonos están notabelemente desaturados con el fin de hacer más narrativo al rojo.

A lo largo del videojuego, pasamos por escenarios que son totalmente grises (excepto la sudadera del protagonista que siempre es roja) y escenarios donde el gris se rompe -por ejemplo- por la luz anaranjada del sol o por un tono verdoso de algunas plantas.

Análisis fotográfico de el videojuego Inside
Análisis fotográfico de el videojuego Inside
Análisis fotográfico de el videojuego Inside

Análisis fotográfico de Inside

La atmósfera y efectos meteorológicos

Una de las características que más llama la atención en INSIDE es la magnífica creación de atmósferas a nivel fotográfico. El control de la niebla en el ambiente es de lo más destacado, pero también la lluvia, la visibilidad de las luces del juego que se ven o se entreven a lo lejos, entre la niebla o entre objetos. O los árboles de los diferentes bosques que van enturbiando la visibilidad.
A lo largo del recorrido, el protagonista del juego pasa por diferentes atmósferas como son ambientes cargados de niebla, lluvia, sol, etc. Pero claro, más que estos agentes atmosféricos, el secreto para que se vea impresionante es la luz, la iluminación. Sin duda alguna; lo mejor de INSIDE.
En la imagen que acompaña este texto se aprecia claramente como generan atmósferas mágicas y cinematográficas. Y todo ello con el control de la luz, la colorimetría y el escenario en sí.
Análisis fotográfico de el videojuego Inside

La iluminación, sin duda alguna lo mejor

La fotografía es luz, y aunque estemos hablando de un videojuego, no por ello se libra de tener que tratar el aspecto visual como merece. En INSIDE, sin duda, la iluminación es la clave, es el secreto para que todo lo demás luzca como luce. En mi opinión, es lo mejor.

El efecto paralax sin duda ayuda a crear esa profundidad y esa separación de “espacios” a lo largo del juego. Pero por supuesto que la profundidad y el volúmen de los espacios está magistralmente dibujada por el uso de la luz.

De poco serviría el arte y la cinematografía de INSIDE si la luz no le aporta esa mágia. La combinación de todo ello es finalmente lo que vemos, un bellísimo juego que trata la fotografía como el elemento principal que es. Sin dejar de lado todo lo demás, eso sí, porque además es un buen juego. Recomendable.

Análisis fotográfico de el videojuego Inside

Listado de planos

Es un videojuego en el que el personaje se mueve a lo largo de un camino recto. No podemos explorar los escenarios como si de un juego 3D al uso se tratara. Aquí andamos en línea recta (no siempre hacia adelante), y en algunas ocasiones podemos subir y bajar, pero siempre en el mismo “plano“. Es decir, que los movimientos del personaje no tienen eje Z, digamos que no se mueve hacia el fondo de los escenarios, ni hacía “cámara“. Por cierto, la cámara siempre va acompañanado al personaje respetando la distancia y posición.

En cuanto a movimientos, podemos resumir que se trata de un juego 2D en un entorno formado a base de “capas” (layers) que toman profundidad, entre otras cosas, por el efecto paralaje (paralax).

Por lo que no hay una “realización”, así que no hay  diferentes planos como tal. Pero no por ello deja de ser  un trabajo narrativo y cinematográfico. De hecho, la elección del tamaño del plano (punto de vista del jugador) que es un gran plano general, la relación del tamaño con el personaje dentro del videojuego (quizas un 10% de tamaño de este con respecto al escenario) y el movimiento de cámara (travelling) hacen que este juego siga siendo, por ello, cinematográfico y por lo tanto, narrativo y atractivo.

Análisis fotográfico de el videojuego Inside

Rango dinámico

La mayor parte del juego es bastante oscura, pero no porque falte luz y eso sea un error, sino porque artística y  narrativamente está así diseñado. La luz en este juego es -nunca mejor dicho- quien guía al personaje a través de los diferentes escenarios. Es imprescindible ese juego de luz y oscuridad para entender la filosofía del juego.

Insisto en que a mi personalmente me encanta ese coqueteo con el umbral de la oscuridad. Si hablásemos del sistema de zonas usado en fotografía (sobe todo en blanco y negro), estaríamos hablando que el juego se desenvuelve en las zonas 1 y 3 mayormente y que como mucho llega a la zona 7 en sus escenarios más luminosos.

Dicho así hace que parezca que no disfruta de un amplio rango dinámico. Se puede desprender que su rango dinámico es del orden de 6-7 stops. Pero no es así, ya que yo me he referido a los límites, es decir, que del negro más negro del juego, al “blanco” más blanco (que es un gris claro, pero gris) hay mucha riqueza tonal, del orden de los 14-16 stops. Pero para explicarme, marco los puntos blanco y negro en un sistema de zonas que no pasa de 10 zonas/pasos. Pero si extrapolamos, podemos entenderlo.

Análisis fotográfico de el videojuego Inside

Resumiendo

Hay muchos juegos y videojuegos que visualmente son buenos y atractivos, pero he de reconocer que ninguno de ellos me ha llamado la atención tanto como este. Es sencillo de jugar, aparentemente simple, incluso puede parecer básico, pero tiene una luz y una “fotografía” que a mi me ha cautivado. Es un juego alejado de otros videojuegos como GTA o Fortnite, etc. Pero quizás por eso, yo lo veo diferente e interesante como ninguno a nivel visual.

Si quieres disfrutar visualmente de INSIDE, tienes que jugar como se ha de hacer. Busca un entorno oscuro o en penumbra. Ponte unos buenos auriculares, ya que la música y el sonido del juego están a la altura y hacen que sea realmente una maravillosa experiencia. Concéntrate en el juego, y disfruta del camino.

Análisis fotográfico de el videojuego Inside

¿Quieres ver más contenido?

No olvides visitar el resto de la web

Porfilio - Fotografía de Autor

Director de fotografía

Porfilio - Fotografía de Autor

Fotógrafo de Retrato Fine Art

FOTOGRAFIA DE PRODUCTO

Fotógrafo de Producto

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más contenido relacionado