Seleccionar página

Análisis fotográfico de Ida

por | Feb 14, 2019 | Análisis, Cine, Fotografía, Fotografía Cinematográfica

Análisis fotográfico de Ida

por | Feb 14, 2019 | Análisis, Cine, Fotografía, Fotografía Cinematográfica

«Ida» es una de esas películas que no pasan desapercibidas. Esta va a ser la primera parte de un respetuoso análisis fotográfico de esta película. Cierto es que la historia -en mi opinión- es bastante interesante pero que finalmente me acaba resultando un poco aburrida. Pero visualmente pocas películas consiguen llamar así la atención, por el buen gusto con el que se ha hecho. Es por eso que creo conveniente hacer un modesto y respetuoso análisis fotográfico de Ida.

Si no has visto la película, considero que puedes leer perfectamente este post completo ya que no lo tengo contemplado como «spoiler». Aunque en el siguiente párrafo desvelo el argumento general, no considero que te vaya a estropear la película. Si no quieres ni siquiera saber de que trata, puedes saltarte el siguiente párrafo (y el tráiler, claro).

Antes de analizar las «cosas» de esta película, decir que se trata de un film de nacionalidad Polaca (dirigida por Pawel Pawlikowski) interpretada por Agata Trzebuchowska y que cuenta la historia de Anna. Anna es una mujer huérfana que pretende hacerse monja. Pero parte de su pasado (que ella prácticamente desconoce) saldrá a la luz gracias a una hermana de su madre. La cual es su única familiar con vida que tiene Anna. Esta tía suya, le contará a Anna (cuyo nombre real es Ida) su verdadera historia que se remonta a la etapa nazi. Podéis ver el trailer a continuación o haciendo click aquí.

El efecto Bokeh

Esquema de luces

Vamos a analizar ciertos aspectos de Ida, pero no todos. Por ejemplo no tocaremos en este post el tema de las ópticas, la cámara usada, las distancias focales, la profundidad de campo, etc… Nos  centraremos en otros aspectos destacados que considero importantes como es: el formato, la iluminación, los encuadres y el look visual final.

Este film, que ganó el Oscar a la mejor película de habla no inglesa en 2014, está fotografiada por Lukasz Zal y Ryszard Lenczewski. La fotografía de Ida también estuvo nominada ese mismo año. Ha ganado muchos premios y ha logrado nominaciones más que importantes, podéis consultarlo en la página de Affinity Film.

De verdad que si te interesa la fotografía, no puedes no haber visto esta película. Es una clase de fotografía en esencia. Toma nota de cualquier detalle, fíjate en el contraste de las luces en conjunto con el vestuario y los decorados. Si te interesa, incluso por la red circulan algunos esquemas de luces y fotografías del ‘making-of’ donde se ve la iluminación usada en el rodaje.

El efecto Bokeh

Fotograma de Ida

Planos de bellísima composición, iluminación realmente bien tratada, narrativa visual exquisita, formato final de imagen en 4:3 (aunque veáis imágenes por la red en formato 16:9, originalmente está rodada en 4:3). Lo dicho, a nivel fotográfico, Ida es una auténtica maravilla. Es por eso que merece su espacio en un blog que habla de cine y que es para cinéfilos. Empezamos:

En blanco y negro y en formato 4:3

El efecto Bokeh

Precioso encuadre en Ida

Visto que la historia que cuenta Ida sucede en los años 60, sus creadores han querido darle el aspecto de algunas películas de la época. Y eso les ha llevado a usar un formato 4:3 y en blanco y negro, por supuesto. Aunque veáis imágenes de Ida en formatos como 16:9 o similares, Ida está originalmente rodada y distribuida en 4:3.

Ni que decir tiene que es una decisión valiente esta, aunque también es arriesgada. No todo el público es capaz de valorar este tipo de decisiones. Y pueden encontrarse público que no apruebe el ver -en los años 2000 y pico- películas nuevas con formatos sesenteros, por mucho que sea algo nostálgico.

En mi opinión es brillante el look que le han aportado a esta película, huyendo de lo típico, lo correcto, lo normal. Usan fuentes de luz (octabox y softbox) más bien usadas en fotografía y vídeo. Un formato de televisión de los 60-70 en 4:3 con esa imagen casi cuadrada. Y lo bordan con un blanco y negro en ocasiones mas negro y ‘noir’ que otra cosa.

Iluminación sutil, dramática y casi pictórica

El efecto Bokeh

Fotograma de Ida

De la iluminación pocos peros -por no decir ninguno- se le pueden poner a esta película. Está realizada casi en su totalidad por unas pocas fuentes de luz suave (pantallas de tubos fluorescentes, chimeras, softbox, octabox, etc…) y algunos proyectores más potentes con lámparas HMI y lentes fresnel para reproducir la luz dura interior y la del exterior entrando a través de ventanas.

Da la sensación de que es un listado de material alejado de una gran producción donde hay todo tipo de proyectores. Sin embargo, en Ida, unas «pocas» luces bien seleccionadas y usadas son suficientes.

El efecto Bokeh

Detrás de las cámaras

Ida es una película que usa -de una manera brillante- las luces y las sombras de forma que genera un contraste notable con degradados muy prolongados e interesantes. Eso se logra bloqueando y controlando la luz de manera racional y usando fuentes de luz de tamaño considerable y de textura suave. Así se consigue «pintar» cada escena como lo hacen en esta película.

Os dejo aquí un link donde se desgrana esta brillante película a nivel fotográfico.

Planos que no pasan desapercibidos

El efecto Bokeh

Fotograma de Ida

Dentro de este análisis fotográfico, añado que pocos son los planos que pasan sin pena ni gloria en «Ida». Y es que por diferentes motivos, todos tienen un halo de magia que les rodea. La combinación de la iluminación, la puesta en escena, la interpretación, la posición de la cámara, la composición y otros factores consiguen que muchos de los planos de esta película sean realmente admirables.

Tanto si son planos en interiores como exteriores, consiguen crear ambientes e imágenes muy dignas y potentes. Está muy bien plasmado en la imagen el contraste del blanco, negro y todos los grises que la cámara es capaz de registrar en combinación con la profundidad y el escenario.

En la imagen que acompaña este «cachito» de texto, se aprecia todo el rango dinámico, todos los «stops» que se podía registar. Desde el negro profundo a algun brillo pasando por una infinidad de grises que aportan miles de detalles.

Encuadres atrevidos (algunos) que rompen las reglas de composición

El efecto Bokeh

Fotograma en Ida

Me encanta romper con las reglas cuando esto está -de alguna manera- justificado. Y en Ida se permiten el «lujazo» de hacerlo y además lo hacen más que bien. Si en un formato 4:3 ya es (hoy en día) una tarea considerable el encuadrar ciertas escenas, no te digo nada si encima encuadras rompiendo las reglas conocidas. Y claro, bien hecho, porque no se trata de hacerlo diferente, se trata de hacerlo diferente y bien.

En Ida dejan el «aire» en la lado contrario al que se espera. También en algunos planos sitúan a los personajes sin seguir la regla de los tercios ni nada que se le parezca. Y aún así, visualmente está bien compuesta cada imagen.

Espero que os haya gustado este análisis fotográfico de Ida, una película que a nivel fotografía no deja a nadie indiferente. Os dejo una imagen con los 52 mejores planos de Ida aquí. En breve, mas análisis.

El efecto Bokeh

Fotograma de Ida

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *